viernes

NOSOTROS LOS ROMANTICOS


Nosotros, los románticos,
somos seres extraños
que no estamos tan locos
aunque un poco, lo estamos;
viajamos los ingrávidos
minutos de lo mágico
así, como evadiéndonos
de tiempos y de espacios.

Donde sólo hay otoños,
primaveras pintamos,
y de este mundo tópico
con frecuencia escapamos;
le ponemos un diáfano
sentimiento distinto
a este gris laberinto
por el que resbalamos.

Nosotros, los románticos,
somos seres extraños,
no nos gusta este invento
y por eso inventamos
un azul más intenso
a este cielo nublado,
un impulso frenético
a este mundo cansado.

No nos gustan los precios
que a todo le colgamos,
etiquetas y miedos,
aburridos presagios;
no nos gustan los sueños
que acaben despertando
y por eso seguimos
ya despiertos, soñando.

Nosotros, los románticos,
pedimos lo que damos,
nos gusta que nos dejen
con nuestros aires lánguidos;
ya quedan pocos seres
de esta clase, tan raros,
que sigan conmoviéndose
con el canto de un pájaro.

Nosotros, los románticos,
somos algo enigmáticos,
indolentes a veces
y otras exaltados,
perdedores, ambiguos,
sentimentales, cálidos,
¡qué será de nosotros
pobrecitos románticos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada